Metepec, Atlixco: de caserío industrial a centro vacacional


En la década del cuarenta del siglo XX tuvo su apogeo albergando en su territorio a la segunda fábrica más importante de México. Historia, leyendas y datos curiosos de esta localidad del Valle de Atlixco.

A 35 km de la ciudad de Puebla y a 5km del Pueblo Mágico de Atlixco se encuentra Metepec, una junta auxiliar con 6 mil habitantes orgullosos de su pasado obrero…

En 1898 se contrató a la Compañía Gunter & Sons General Works de Oldham, Inglaterra para la construcción de la Compañía Industrial de Atlixco S. A. (CIASA – Fábrica de Metepec), su caserío y la importación de la mejor maquinaria de aquella época.

Metepec – Año 1898. Créditos de imagen a quien corresponda

En 1902 inicia operaciones en la población la “Compañía Industrial de Atlixco” que producía hilados, tejidos blanqueados y estampados en algodón y que llegaría a convertirse en una de las fábricas textiles más grandes de Latinoamérica, la más grande de Puebla y la segunda del país después de la de Río Blanco, Veracruz.

El chacuaco o chimenea de la fábrica tiene una altura de 67 metros, una base cúbica de 4 X 4 metros y una profundidad de 20 metros en cimentación. En total son 87 metros de construcción vertical.

La materia prima (algodón) que usaba la Fabrica Textil de Metepec para la elaboración de telas era traída de Egipto.

Créditos a quien corresponda

Los principales accionistas de la Fábrica Textil de Metepec eran ingleses, franceses y españoles llegando a contar con 2000 trabajadores.

Créditos a quien corresponda

De esa manera se desarrolló un “caserío industrial” con tienda de la cooperativa, banco y demás instalaciones y comercios necesarios para la vida de la comunidad obrera.

Créditos a quien corresponda

El 24 de febrero de 1907 se inauguró el kiosco de estilo francés en el Zócalo de Metepec y fue construido en los talleres de la Compañía Industrial de Atlixco, S. A. (Fábrica de Metepec).

Créditos a quien corresponda
Créditos a quien corresponda

La empresa textil de Metepec construyó una fortaleza tipo “muralla” con la intención de resguardarla del estallido de la Revolución Mexicana. En el libro: “En busca del Señor Jenkins” encontramos el siguiente párrafo:
“Las fábricas de Puebla fueron objeto de ataques en ocasiones. Metepec, en Atlixco, la fábrica más grande del estado, fue totalmente saqueada en enero de 1915, lo que causó un cierre de cuatro años, la pérdida de 2000 empleos y un rechazo entre los obreros locales para engrosar las filas de los zapatistas responsables.”

Créditos a quien corresponda
Vista panorámica de Metepec Año 1931 . Créditos a quien corresponda

Después de muchos años de conflictos sindicales y cambios en las industrias y demás, la fábrica cerró definitivamente en 1967 y terminó para siempre la etapa industrial de esta población.

Cierre de la fábrica . Año 1967. Créditos a quien corresponda

El emblemático reloj de Metepec fue inaugurado el 20 de noviembre de 1943.

Créditos a quien corresponda

En 2017 se dañó con el sismo y en 2021 por fin fue reparado. El reloj está ubicado en una de las esquinas del campo deportivo, lugar de encuentro y convivencia de la comunidad.

Créditos a quien corresponda


La primera piedra de la construcción de la escuela primaria Belisario Domínguez fue colocada en febrero de 1942. Se inauguró el 17 de febrero de 1945 y desde entonces es un edificio orgullo de los metepequenses. Su estilo es neocolonial, con cierta semejanza al edificio de la Universidad de Salamanca, España debido a la influencia de los propietarios de la fábrica textil de Metepec.

A partir de 1980 el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) comenzó a transformar el casco de la fábrica, de acuerdo al nuevo concepto de la Arqueología Industrial : “el patrimonio cultural edificado”. Se trataba de conservar el estado original, combinado con la modernidad. Tardaron más de un año para reconstruir los edificios y el área perimetral, por lo que llegaron muchos trabajadores de la construcción y también metepequenses que tuvieron la oportunidad de trabajar para reactivar a la comunidad.

Desde entonces el Centro Vacacional Atlixco-Metepec, brinda a la población servicios de hospedaje, balneario, campamento y organización de eventos, congresos y convenciones. Cuenta con una superficie construida de 45,825m2, áreas verdes de 101,185 m2, con un total de superficie de más de 20 hectáreas. Para hospedarse ofrece 205 habitaciones distribuidas en casas, villas y hoteles con distintas capacidades y categorías.

En 2021 se reinauguró el “Museo Industrial de Metepec” dentro de las instalaciones del Centro Vacacional con el objetivo principal de ofrecer al público un recorrido por la historia de lo que fuera la antigua fábrica textil, la vida laboral, sindical y cotidiana de sus obreros, la importancia de este espacio para la economía del país y del estado de Puebla a través de una exposición fotográfica, informativa y de maquinaria antigua.

El Centro Vacacional está abierto todo el año al publico en general. Para disfrutar de sus instalaciones puedes hacerlo de las siguientes formas:

  • Llamando al Centro Nacional de Reservaciones (01 800 623 2323 opción 7-1)
  • Llamando al Centro Vacacional Atlixco-Metepec al (01-244-444-0000) / (01-244-444-0088) Ext. 61018 y 61019.
  • Enviando un correo electrónico  a centros.vacacionales@imss.gob.mx,  indicando fecha de entrada y de salida así como tipo de hospedaje que te interesa reservar.

Ubicación:

La barda perimetral del actual Centro Vacacional IMSS es la original desde el tiempo de la empresa textil y conserva los detalles tipo Inglés en una construcción de piedra y acabados en ladrillo.

Créditos a quien corresponda

Dato curioso

Javier Solís “el rey del bolero ranchero” nació en Ciudad de México en 1931. Inició como cantante presentándose en restaurantes: «La vocación artística se inició por hambre»,​ comentó alguna vez. En 1948, mientras cantaba en la Plaza Garibaldi, el general Rafael Ávila Camacho lo contrató junto al mariachi Metepec por un año para actuar en Atlixco. Fue su primera gira como Javier Luquín y se dice que fue en Metepec donde su carrera se afianzó. Se dejó el bigote y comenzó a portar una pistola para parecer más rudo. Terminado su contrato en Puebla su carrera siguió en ascenso y grabó sus primeras canciones en 1950. En 1955 se cambió el nombre artístico a Javier Solís y se consolidó como un intérprete reconocido.

Créditos a quien corresponda

Leyenda

Esta foto tomada dentro del Hotel Cholula del Centro Vacacional IMSS Atlixco Metepec documenta que existió una niña en la zona donde hoy se dice se aparece su fantasma.

Créditos a quien corresponda

Documental realizado por el IMSS en los años 80s haciendo referencia a la fabrica de Metepec y su importancia histórica y social en México. En el documental se realizan entrevistas a los ex obreros que nos dan su testimonio de las vivencias en la fabrica ” Metepec el pueblo que se negó a morir” (Rafael Martínez Ruiz)



El copyright del artículo «Metepec, Atlixco: de caserío industrial a centro vacacional», publicado en http://www.patadeperroblogdeviajes.com pertenece a Paula Ithurbide. Es necesario el consentimiento expreso de su autora para la publicación o reproducción, parcial o total, a través de medios impresos, online o a través de cualquier otro medio o formato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.